El Sur De Tamzunchale
Banner alt
El Sur de tamzunchal
MOTA LEGAL

MOTA LEGAL

Senado aprobó uso lúdico; siembra ya no será clandestina


El pasado jueves, el Senado de la República aprobó en lo general, la regulación tanto del consumo como del comercio de la marihuana para fines lúdicos, medicinal, industrial, científico y eliminó al cáñamo del listado de sustancias sicotrópicas; esto significa que se reformará el Artículo 81 de la Ley Federal de Salud.

La iniciativa -aprobada con 82 votos a favor, 18 en contra y siete abstenciones- contempla un nuevo ordenamiento legal para regular y controlar el consumo, producción y comercio del cannabis; asimismo, busca reformas y adiciones a la Ley General de Salud, al Código Penal Federal, a la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada, y a la Ley de Impuesto Especial sobre Producción y Servicios.

También se prevé la creación de la Ley para la Regulación del Cannabis, y el Instituto Mexicano de Regulación y Control de Cannabis.

La gente podrá portar hasta 28 gramos de marihuana para consumo personal, los cuales deberá comprar en establecimientos con permiso. El consumo será en privado o en lugares establecidos por ley; si exceden esa cantidad y hasta 200 gramos serán merecedores de una multa equivalente a 11 mil pesos; si rebasan los 200 gramos, la sanción será prisión de hasta diez años.

No se podrá fumar marihuana en los siguientes casos: si se está frente a menores de edad, si se está en lugares libres de humo de tabaco, si está en lugares con concentración masiva de personas o si otras personas no quieren oler el humo; entre otras disposiciones.

El dictamen también abarca que cada persona podrá tener en su hogar hasta cuatro plantas de cannabis; si viven más de dos en la misma casa, podrán ser hasta seis plantas.

Con este aval histórico, 115 mil hectáreas cultivadas con la planta dejarán de ser clandestinas y se facilitará la liberación de al menos 12 mil 562 personas encarceladas por posesión menor, a quienes se les quitará ese antecedente penal.

De ser completamente aprobado el proyecto, que deberá pasar a la Cámara de Diputados a más tardar el 15 de diciembre, el Instituto dará los permisos y se dispone que se dará preferencia a los campesinos que actualmente tienen tierras dedicadas a la siembra clandestina y que, de acuerdo con la Secretaría de la Defensa Nacional, implican 115 mil hectáreas, informó desde la tribuna, el priista Manuel Añorve.

El nuevo Instituto Mexicano para la Regulación y Control del Cannabis, que dependerá de la Secretaría de Salud, estará obligado a “implementar medidas afirmativas en el otorgamiento de licencias, a fin de procurar la incorporación al mercado lícito de pueblos y comunidades indígenas, personas campesinas o ejidatarias, ejidos y comunidades agrarias, comunidades en situación de marginación o que, por sus condiciones o características, resultaron afectados por el sistema de vulnerabilidad o desventaja”.

A propuesta de la priista Beatriz Paredes se añadió que “en caso de licencias para ejidatarios o comuneros, se requerirá la autorización de la Asamblea Ejidal o Comunal de que se trate”.

    Top